ENTREVISTA CON EL DR. RIAD KATRIB MIR, PRESIDENTE AMMVEPE

ENTREVISTA CON  EL DR. RIAD KATRIB MIR, PRESIDENTE AMMVEPE

Por: MVZ César Miguel Delgado Contreras


Les damos una vez más la bienvenida a una entrevista con una gran personalidad, un médico Veterinario joven, pero con mucha experiencia y  una sobresaliente trayectoria académica.


Él es Médico Veterinario Zootecnista por la facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Es profesor de asignatura “A” en la misma FMVZ; donde también es profesor de la sección de Ortopedia y Residencia, así como de especialidad en el Hospital de Especialidades de la propia FMVZ de la UNAM; se desempeña como profesor de Residencia y especialidad de Fauna Silvestre en el departamento de Etología y Fauna Silvestre de la citada FMVZ y además es docente de la Escuela de Medicina  Veterinaria y Zootecnia en Pequeñas Especies FCM (Federación Canófila Mexicana).


Actualmente es el Director del Hospital de Especialidades Veterinarias San Gerónimo S.C., es también un experto Juez internacional de la FCM y de la FCI (Federación Cinológica Internacional);  se le reconoce como miembro fundador de la Asociación Mexicana de Traumatología y Ortopedia en Pequeñas Especies  (por sus siglas AMTOPE) y actualmente ocupa el cargo de Presidente de la (AMMVEPE) Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios Especialistas en Pequeñas Especies, el cual motiva  esta entrevista.


¿Por qué decidiste estudiar Medicina Veterinaria y Zootecnia, cómo fue ese proceso, lo tuviste siempre en la mente o cómo fue?


Gracias, gracias César.

Realmente, desde que era niño siempre me gustaron los animales, inclusive nunca pensaba estudiar otra cosa. Entré a trabajar a una clínica veterinaria desde los 12 años de edad, era una que estaba enfrente de donde vivíamos. Esa clínica todavía existe, es del doctor Manuel Rangel, a quien conocí porque él atendía a mis perros, y como a mí desde entonces me gustaban mucho los perros quería involucrarme en una clínica, imagínate yo con apenas 12 años; mi mamá fue a hablar con el doctor y le pidió me permitiera ir a la clínica los sábados, el doctor amablemente dijo que sí y fue así como empezó la historia de mi relación con la veterinaria y con los perros. Después de ir todos los sábados a ayudar en lo que podía –obviamente-, bañar a los perros, ayudar a los peluqueros en la limpieza, apoyar agarrando a los perros y otras cosas que puede hacer un niño de 12 años. Luego me empecé a involucrar en el entrenamiento de perros, actividad que al doctor Rangel también le gustaba. Yo tenía un perro, él me ayudó a entrenarlo y empecé a competir en las exposiciones de obediencia que se hacían en aquel entonces en el Círculo de Obediencia Canina, se llevaban a cabo los días lunes en el hipódromo, y pues así empecé a involucrarme en el mundo de la canofilia. Después, quise empezar a criar perros. Comencé a criar perros de raza Chihuahueño y lo hice durante muchos años. De allí, pasé a competir en las exposiciones de conformación en México y en Estados Unidos; luego llegó la edad en que era necesario decidir qué estudiar y por supuesto que para mí fue muy sencillo el decidirme a estudiar veterinaria, nunca pensé en otra cosa, yo realmente estoy en el mundo la canofilia, en el mundo de los perros desde que soy niño. Entré a estudiar veterinaria; quiero también aclarar que me hice juez de la Federación Canófila a los 18 años de edad, lo cual me convirtió en el juzgador más joven que había en ese momento. No sé si después de mí, haya habido alguna otra persona que a los 18 años haya pasado sus exámenes como juez.


Después de que terminé la carrera, nunca pensé en dedicarme a alguna otra especie animal, siempre mi idea fueron los perros y los gatos; muchos amigos me decían que había que seguir estudiando, continuar nuestra preparación y decidí ingresar al Hospital de Especialidades de la Facultad de Veterinaria, y ahí estuve tres años haciendo mi especialidad. Cuando la terminé, me hice socio de dos amigos con los cuales fundamos el hospital de Especialidades en Veterinaria de San Jerónimo, el cual fundamos en diciembre del año 2002, ya vamos por 19 años de haberlo fundado, me he dedicado a la medicina y cirugía de los perros y gatos, actualmente mi especialidad y a lo que me dedico básicamente, es la cirugía  ortopédica, cirugía de tejidos blandos, de columna, principalmente.


Este es un breve relato de la historia de mi relación con los perros y con los gatos.


¿Tienes algún ícono veterinario, que haya sido tu ejemplo a seguir?


Absolutamente sí. Creo que en todas las historias personales tenemos algunos ejemplos de doctores que nos han impulsado, que nos dieron la mano, que nos abrieron puertas y eso siempre, siempre lo vamos a recordar; considero que de la gente que más  recuerdo con mucho cariño, porque fueron las personas que estuvieron en los inicios de mi carrera y antes de ella, son el doctor Rangel y el doctor José Luis Payró, pues básicamente ellos me impulsaron para estudiar veterinaria, para ser juez de perros y para llegar a donde estoy ahora.


Tú eres académico, eres docente -das clases- y evidentemente eso debe cubrir una parte profesional tuya, en tus emociones. ¿Qué es lo que más te llena, la parte académica de enseñanza o la parte práctica profesional en tu hospital?


Mira, creo que dedicarme de tiempo completo a la práctica médica es lo que me anima y me llena, ¡por supuesto!, porque de lo contrario sería un profesor de tiempo completo; sin embargo, el área de enseñanza siempre me ha gustado. Doy clases y soy profesor desde hace 15 años y realmente lo hago porque me gusta mucho, pienso que es muy importante que profesores, que están trabajando en un hospital privado como es mi caso, lleven las experiencias a las aulas. Para mí es súper importante que los alumnos reciban la enseñanza de un profesor  de carrera (con estudios de pedagogía y didáctica n. de e.), pero también que reciban la experiencia y las enseñanzas de un profesor como yo, que no soy un profesor de carrera, pero sí les puedo llevar mi experiencia diaria que vivo con los pacientes, y creo que eso los complementa de una forma muy buena para su vida profesional.


Hablando un poco sobre AMMVEPE, ¿nos puedes contar algo de la historia esta asociación por favor?


Sí.¡Claro César!

Es una historia interesante porque que al final la AMMVEPE -siglas de la Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios Especialistas en Pequeñas Especies-, es un agrupación que se formó a inicios del 68 y tenemos la fortuna de que muchos de los médicos que la formaron todavía estén con nosotros ejerciendo de forma excelente la medicina veterinaria y la realidad es que, como dato histórico, fue la primera asociación de veterinarios de toda Latinoamérica y eso es algo interesante. Hay que recordar que en esos años no se podía hacer una especialidad en medicina y cirugía de perros y gatos, prácticamente en México no se podía hacer ninguna especialidad, entonces los médicos simplemente cuando terminaban la carrera, decidían dedicarse a perros y gatos, abrían su clínica y al final, no había una especialización formal y todos se volvían expertos, porque simplemente la práctica a esto los llevaba. Algunos médicos de aquella época se fueron de México para hacer especialidades: los doctores Carlos García Alcaraz, Téllez, Rickter, e Isidro Castro, todos ellos  decidieron conformar una asociación de veterinarios que se dedicaran al área de los perros y de los gatos y fue la primera asociación de toda Latinoamérica y, obviamente, el único objetivo que ellos perseguían era poderse reunir mensualmente, discutir casos clínicos, dar alguna charla y hacer cursos y congresos a los cuales traían a algún experto de otro país  simplemente con el objetivo de la enseñanza, y desde entonces es la asociación más antigua que hay en México, por supuesto que ha cambiado mucho la dinámica en tantos años. Hoy tratamos de congregar a médicos especialistas, tenemos academias ya en temas particulares como de ortopedia, de animales no convencionales que de alguna forma son auspiciadas por la AMMVEPE, y hacemos congresos cada vez más especializados, organizamos un congreso que se lleva a cabo en el mes de mayo de cada año; salvo este año que no se pudo hacer en mayo por el tema de la pandemia que estamos viviendo, pero se está buscando hacerlo en noviembre, en Acapulco. Cada mes tenemos una asamblea en la facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, se convoca para el último miércoles de cada mes, todos están invitados para ir. En esa asamblea se da una charla, invitamos a algún experto para hablar de algún tema en particular y todos los diciembres hacemos un curso y un concurso monotemático que duran dos días. Básicamente son las actividades académicas que hacemos en la AMMVEPE y tratamos de que nuestro congreso sea un foro en donde se traten temas de especialidad a mucha profundidad.


¿Qué necesita hacer un médico Veterinario Zootecnista para formar parte de AMMVEPE y cuáles son los beneficios que recibiría, aparte de la educación continua que ustedes están ofreciendo?


Es muy buena tu pregunta César.

Hoy en día el único requisito para ser socio de AMMVEPE es que seas médico Veterinario titulado y que tengas la correspondiente cédula profesional. Ese es el único requisito. Durante los años que llevo como parte de la mesa directiva en diferentes posiciones, nos dimos cuenta que al final, los médicos Veterinarios se agremiaban con nosotros y  sí recibían algunos beneficios en cuanto a la educación continua, podían ir a las asambleas, tener algunos descuentos en el congreso, pero que no era algo tan importante para muchos médicos, porque un buen número de nuestros socios está en otros estados de la República y no pueden venir a las asambleas. Al final, hoy en día, esto lo cambiamos y ahora existe un beneficio muy importante para el socio de AMMVEPE y es que tiene un seguro de responsabilidad profesional. Desgraciadamente los médicos Veterinarios, igual que los médicos Cirujanos, estamos muy expuestos a que algún cliente nos pueda demandar, tengamos o no culpa, es decir, cuestiones legales y muchos médicos Veterinarios no están preparados para afrontar el gasto de una defensa profesional, para  la que se requiere contratar un abogado. Me di cuenta de esto, desgraciadamente por casos de colegas que tuvieron esta mala experiencia, entonces me acerqué a una compañía aseguradora y ahora ese seguro es parte de la anualidad que los médicos Veterinarios pagan con nosotros; entonces, hoy un médico Veterinario tiene  protección legal, cuenta con un seguro de vida que va incluido, tiene algunos otros beneficios como los análisis de sangre, y cosas de ese tipo, pero al final hoy no nada más ser socio nuestro te da la parte académica, que por supuesto es lo más importante y es el objetivo de la asociación, pero bueno, los tiempos cambian y también el médico Veterinario debe tener protección porque cada vez, desgraciadamente, estamos más expuestos a este tipo de malas experiencias que nos pueden suceder a todos y tenemos que estar preparados para afrontarlas.


Pues es maravilloso. La verdad es que es una  muy buena prestación la que está dando AMVEPE a todo el gremio.


¡Por supuesto!


Todos los médicos Veterinarios deberían aprovechar. Ahora, esta asesoría y este tratamiento ¿es en todo el país?


¡En todo el país! Este seguro tiene cobertura nacional, entonces, en realidad, todos los médicos de cualquier parte del país que se quieran afiliar a nosotros, sólo tienen que ingresar a la página: www.ammvepe.mx  en la que hay un apartado que dice “membresía”, donde  vienen todos los requisitos que hay que cubrir, así como los demás datos y el teléfono.


¡Felicidades! Es una de las cosas que vamos a difundir con especial interés porque de verdad, he visto a colegas, amigos, angustiados porque están padeciendo una situación así y no saben qué hacer.


Muchas gracias.


Y bueno, una parte muy importante de lo que ustedes realizan, como decías son los congresos nacionales, a los cuales he tenido la fortuna de acudir a todos. Ahora,  quisiera que me dijeras, ¿qué es lo que tienes en mente en relación al congreso de este año?, sabemos que no se pudo realizar en mayo como cada año lo hacen merced a la pandemia del Covid-19 que nos está aquejando, pero mencionaste la idea de posponerlo porque todavía mucha gente siente temor de salir, y a muchos otros no les va a importar tanto, pero ¿tú qué piensas en relación a su realización?


Mira, lo que hice cuando vimos que desgraciadamente todo el mundo teníamos este problema encima, fue mover las fechas, porque evidentemente en mayo era imposible hacerlo y lo moví para el mes de noviembre, pensando en alejarlo lo más posible.  Pienso, que para el mes de noviembre las cosas ya habrán mejorado y el hotel se está preparando para nuestro evento.


Vamos a tener medidas sanitarias, por supuesto, creo que en todos lados durante muchos meses o quizá años, así tendrá que ser. Nuestro esquema va a ser igual al que se hace cada año, vamos a tener ocho salas de conferencias, probablemente el hotel tendrá que modificar la distribución de los asientos y algunas cosas que por lógica tienen que hacerse, habrá cambios de algunos ponentes, sobre todo extranjeros, ya que me han comentado que no pueden acudir en noviembre, que probablemente en alguna otra fecha, sí.


No quiero sonar pesimista estimado doctor Riad, pero en el dado caso de que esto no mejore y que las autoridades prohíban la reunión presencial para eventos académicos, profesionales y demás ¿tienes pensado hacerlo de manera digital, o no?


¡Sí! Definitivamente sí, no lo vamos a cancelar. Si la Secretaría de Salud nos lo prohíbe, entonces veremos la forma de realizarlo de manera digital.


Y en relación a esto ¿tú cómo ves que el Covid-19 vino a cambiar nuestras vidas en el gremio?, o sea, ¿tú crees que sí habrá cambios sustanciales en un futuro?, ¿cómo sientes tú que la profesión se va a desarrollar a partir de ahora?


Mira,  pienso que la pandemia vino a transformar, a cambiar al mundo en todos los aspectos y en cuanto al médico Veterinario, nos ha obligado a tener medidas sanitarias muy estrictas en los establecimientos, lo cual al final es positivo;  considero que esas medidas sanitarias las vamos a adoptar para siempre y también va a cambiar la educación, porque hoy en día nos hemos dado cuenta que es posible, que sí es posible el poder dar clases, cursos, diplomados, congresos en línea, gracias a la tecnología que hoy por hoy tenemos, por la misma en que estamos ahorita haciendo esta entrevista y creo que van a cambiar mucho los esquemas de venta, confío que en la industria veterinaria muchas empresas se darán cuenta que no es tan vital contar con oficinas físicas, y la gente puede trabajar desde su casa y al final espero que traiga muchos beneficios el adoptar este tipo de tecnologías y de medidas, en todos los aspectos de nuestra profesión; obviamente que el contacto con nuestros pacientes, con los que nos dedicamos a la medicina de perros y gatos, eso no puede ser sustituido, nosotros seguimos trabajando igual, obviamente con muchas medidas de salud, medidas con los clientes.


Ha sido un placer conversar contigo, nos has compartido buenos comentarios y opiniones, información valiosa  para los médicos Veterinarios en general, que se deben promover, como eso del seguro de protección legal, la verdad es buenísimo para todos los que ejercen la profesión, ¿tú quisieras agregar algo más, dar un mensaje final a  nuestros lectores?


Quiero agradecer muchísimo el espacio y la entrevista, me da mucho gusto que me hayas entrevistado, verte aunque sea por zoom.

Quiero saludar a los alumnos que están leyendo esta entrevista, algunos veterinarios amigos míos, quiero mandarles un saludo a todos, un abrazo, hay que seguir cuidándonos mucho y esperemos en noviembre vernos personalmente en el congreso.